close
Humanismo

Las reacciones ante desastres naturales

Lamentablemente, los desastres naturales dan una lección humanitaria sobre el vínculo entre sociedad y gobierno. Cuando ocurre una tragedia, casi por protocolo, el presidente debe ponerse frente a frente con la gente afectada, gestionar acciones y mostrar solidaridad ante el desastre.

Dos semanas después de que el huracán María dejara devastadas las calles de Puerto Rico, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, visitó la zona afectada, sin embargo, fue criticado severamente, ya que arrojó rollos de papel higiénico a las personas con un estilo como de basquetbolista, lo que ocasionó que mucha gente lo interpretara como un gesto de poco respeto antes los afectados.

Asimismo, comparó el huracán María con Katrina, asegurando que la suscitada en Puerto Rico no fue “una catástrofe real”, pero que el presupuesto federal se verá desfasado por el dinero invertido en la población afectada. Huelga decir que Puerto Rico es un territorio no incorporado de Estados Unidos, por lo que solamente los residentes que trabajen para el gobierno estadounidense debe pagar impuestos, aunque son ellos quienes aportan la mayoría de los impuestos federales.

En redes sociales circuló una serie de fotos donde se muestran a los ex presidentes Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama abrazados de alguien como signo de consuelo. No aparece ninguna foto que muestre a Donald consolando a alguien.

desastres naturales

En México, la reacción del gobierno ante el temblor del 19 de septiembre de 2017, si bien no es la misma, se tornó escasa. Cuando se vinieron abajo los edificios, los civiles fueron los que sacaron cuerpos y escombros. Horas después llegó la ayuda por parte del gobierno. El presidente Enrique Peña Nieto visitó las zonas afectadas en Oaxaca –donde se presentaron los mayores daños–, sin embargo, la sociedad civil fue quien más aportó, ya sea con esfuerzo físico o con donaciones de víveres, mismas que causaron revuelo debido a que se registraron desviaciones de los recursos para utilizarlos en un futuro, por lo que no llegaban a los afectados.

En 1985, 32 años exactamente desde el día del sismo, la reacción del gobierno es criticada hasta estos días, puesto que, el entonces presidente de México, Miguel de la Madrid Hurtado brilló por su ausencia, ya que se dirigió a la nación tres días después del peor terremoto que haya sufrido México y que dejó miles de muertos. La sociedad civil fue la protagonista del apoyo y solidaridad.

Al ejercer un cargo importante, como el de presidente una nación, automáticamente se acepta una responsabilidad por salvaguardar la vida de millones de personas, sin embargo, parece que aún no queda claro si los gobiernos han aprendido la lección de cómo reaccionar ante los desastres naturales que suceden y seguirán ocurriendo, pues son millares de vidas que corren riesgo.

 

Tags : Desastres naturalesDonald TrumpHuracánHuracán KatrinaHuracán MaríaMiguel de la Madrid HurtadoSismo 19 de septiembre
admin

The author admin

Leave a Response