close
Nación México

Hartazgo social, comerciantes se preparan ante robos

El Estado de México cuenta con un mayor incidente de extorsión y robo a negocios, lo que está generando un hartazgo social entre los miles de comerciantes y trabajadores del mercado San Juan, quienes se están organizando para evitar más percances de esta índole.

Los locatarios instalaron botones de pánico en más de 800 negocios, los cuales están conectados a un sistema de seguridad con alertas que resuenan en todo el mercado. Si alguien se atreve a robar algún negocio, se accionará el sistema y el ladrón será recibido por más de cien hombres enfurecidos con cuchillos, machetes, fierros, picos, tubos o sus puños.

hartazgo

A falta de autoridades que establezcan el orden y salvaguarden la seguridad de los locatarios, quienes trabajan en el mercado San Juan pueden llegar a linchar a quien sea amante de lo ajeno. Tal es el caso de Juan Vicente, El Patachín, quien asaltó una plomería del mercado y conoció la justicia por mano propia. Los lentes de las 130 cámaras de seguridad percibieron el hartazgo.

No sólo es el mercado San Juan, sino también otros 67 mercados de Nezahualcóyotl han adquirido sistemas de videovigilancia y botones de pánico. Según el Semáforo Delictivo, en esta localidad se contabilizaron 173 casos de extorsión y 745 robos a negocio, sin embargo, datos del Observatorio Nacional Ciudadano señalan que, en este año, el Estado de México tuvo 602 casos de extorsión.

Un locatario asegura que saben las consecuencias de la instalación de botones de pánico, pero no pueden actuar de otra forma. “Primero pedimos ayuda a las autoridades, pero ni nos hicieron caso y cuando vinieron nos dijeron que no podíamos tomar justicia por nuestra propia mano. Sólo les dijimos una cosa: nosotros estamos para defendernos”, concluyó.

El Artículo 17 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos señala textualmente que: “Ninguna persona podrá hacerse justicia por sí misma, ni ejercer violencia para reclamar su derecho”. Sin embargo, los comerciantes armados y con un plan de seguridad forman parte de una señal del hartazgo social ante la delincuencia que impera en México. Sin autoridades que contengan la inseguridad en las calles, negocios y transportes públicos, parece ser que no hay otra opción que tomar medidas propias.

Tags : ExtorisónHartazgoHartazgo socialJusticia a propia manomercado San JuanNezahualcóyotlRobo a negocio
admin

The author admin

Leave a Response