close
Duarte

México, 21 de abril de 2017.

A pesar de haber estado prófugo de la justicia durante siete meses, el ex-gobernador de Veracruz no es ajeno al desprecio nacional que los mexicanos le han expresado en las redes sociales, debido a que fuentes cercanas al ahora recluso #28 del Penal de Matamoros, aseguran que este estuvo muy atento de la opinión nacional sobre su persona. No obstante, las agresiones en texto de los usuarios que participan en la tendencia nacional, no deben haberlo afectado tanto como lo han hecho las humillaciones a las que ha sido sometido en los últimos días.

Además de estar recibiendo odio en Twitter y Facebook, donde lleva más de seís días siendo tendencia nacional, Javier Duarte está comenzando a sentir en carne propia los efectos de sus errores y el repudio que esto genera.

Empujones, golpes, caídas, abucheos, insultos, burlas, encierros, exposición, hacinamiento y arrojos, son solamente algunas de las malas pasadas a las que ha sido sometido el ex-funcionario durante su arresto, sus traslados y sus comparecencias. Y es que la última fotografía que circuló de él en la red nacional, se le puede apreciar tirado con las manos atadas en una jaula móvil de la policía chapina.

Según testigos oculares, la imagen fue capturada cuando la policía nacional lo llevaba de la corte a la cárcel de Matamoros.

La imagen ha generado que los usuarios nacionales usen hashtags como: MeamarraroncomoaDuarte y #SufrocomoDuarte, para burlarse y desquitar el desprecio por el ex-político.

“Había un tumulto de reporteros y mirones, por lo que los oficiales utilizaron la masa corporal de Duarte para abrirle paso, y al final lo empujaron al interior de la camioneta policial; el choque de su cuerpo con el suelo de metal sonó como un estruendo y a él se le aguaron los ojos”.

Tags : ConsecuenciasDuartePrófugoRedes SocialesVeracruz
admin

The author admin

Leave a Response