close
Musulmán

Asotthalom, 9 de febrero de 2017.

Las descaradas políticas racistas y radicales de Donald Trump, más allá de asustar y sorprender a la comunidad internacional, han servido para sacar del closet a millones de personas y comunidades, que ahora exhiben libremente su homofobia, su antisemitismo, su islamofobia y sus intensiones hitlerianas de mantener razas castas y “puras”.

Aunque parece una historia fantástica situada hace 300 años, el pueblo de Asotthalom, Hungría, se ha unido en una guerra contra la cultura musulmana, por lo que en esa aldea ya está formalmente prohibido usar ropa tradicional musulmana y llamar a la oración como lo hace la religión islámica. Asimismo, los medios locales han comenzado a exhortar a la comunidad internacional a no ir a la aldea, si no son europeos cristianos opositores del multiculturalismo en sus países de origen.

En un mensaje difundido el día de ayer, Laszlo Toroczkai, alcalde de Asotthalom, puntualizó que los europeos que no quieran vivir en una sociedad multicultural, son bienvenidos en Asotthalom, ya que no quisieran atraer musulmanes ni miembros de la comunidad internacional que no sean cristianos.

Según explicó Toroczkai a la prensa internacional, “para la aldea es muy importante preservar sus tradiciones y si un gran número de musulmanes llegara ahí, serían incapaces de integrarse a la vida cristiana que llevan los habitantes de su pueblo”.

Toroczkai hizo énfasis en que las comunidades musulmanas han sido incapaces de integrarse en Europa occidental por décadas, por lo que ellos no desean correr la misma suerte que corren “con esa gente” a nivel internacional.  

“No tengo nada en contra de nadie, ni quiero ser juzgado a nivel internacional, solamente me gustaría que Europa sea de los europeos, África de los africanos y Asia de los asiáticos”.

Tags : AldeaComunidadHúngaraInternacionalMusulmánPolíticas
admin

The author admin

Leave a Response